>> Instrumentos de medida

Instrumentos de medida

Instrumentos de medida

Instrumentos de medida para controlar los parámetros de cultivo de nuestras plantas, con los que le daremos el mejor hábitat donde se puedan desarrollar y ellas nos lo compensarán con las mejores producciones. Las plantas de marihuana se desarrollan en un amplio campo de climas, pero siempre hay unos parámetros que benefician su desarrollo, como unos márgenes de temperatura y humedad, un agua de riego sin muchas sales y con un Ph adecuado, o un suelo que no esté demasiado encharcado para que se oxigenen las raíces.

Con los medidores de ambiente y tierra podremos controlar tanto la temperatura y la humedad ambiental, así como los parámetros del suelo de humedad y Ph. Conseguiremos que nuestras plantas estén en un micro-clima de temperatura suave, sabremos a que humedad tenemos el cultivo y si hace falta que la bajemos o subamos, sabremos si regamos con demasiada agua o sabremos si tenemos que subir o bajar el Ph de nuestra agua de riego un poco para corregir el Ph de la tierra.
Con los medidores de suelo nos será fácil saber si nuestras plantas se encuentran en un medio saludable para ellas. Dispones de varios modelos que miden o un solo parámetro o varios. Tienes Con dos sondas que son capaces de medir si tenemos suficiente humedad en el suelo y si tenemos que regar o esperar un poco más para que no se encharque la tierra, sabremos el Ph de la tierra y si tenemos que subirlo o bajarlo con nuestra agua de riego y sabremos si reciben un nivel óptimo de luz. Luego tendrás otros que solo miden un parámetro como la humedad del suelo o solo el Ph. Tienes disponible un termómetro de suelo, ideal para el cultivo de invierno, con el que sabremos si nuestras plantas tienen una temperatura radicular adecuada para su buen desarrollo o en verano para saber si coge una temperatura excesiva la maceta.

Tienes medidores ambientales que nos dirán los parámetros atmosféricos de nuestras plantas, como la temperatura, la humedad o el nivel de concentración de Co2. Son aparatos que nos ayudan mucho en el cultivo, ya que nos dirán la altura donde debemos colocar el foco, si nos hace falta renovar más el aire o si tenemos la humedad demasiado alta y corremos el riesgo de hongos. También podremos saber si las plantas reciben la luz correcta en nuestros cultivos de interior o si nuestra sala hace demasiado ruido y corremos peligro de ser descubiertos.

Con los Termohigrómetros sabremos la temperatura y la humedad que rodea nuestras plantas, con lo que podemos saber si nuestras plantas están bien, si necesitan más calor o más frío. Sabremos la humedad ambiental, esencial saberla cuando hacemos esquejes o cuando estamos en plena floración, ya que en el primer caso necesitaríamos una humedad muy alta y en el segundo más bien baja. Podemos elegir entre varios modelos, los que se usan como un termómetro normal, el cual el propio aparato hace la medida y de pantalla, o con sonda, el cual hace las mediciones a través de un cable y no tendremos que tenerlo a la vista. Así sabremos que parámetros debemos retocar para que nuestras plantas nos den la máxima producción y calidad.

Los Medidores Ambientales de Co2 nos dirán si las plantas tienen suficiente gas en el ambiente para seguir realizando la fotosíntesis con éxito. Si no renovamos el aire de nuestro cultivo permanentemente, estos niveles disminuyen rápidamente y la planta deja de hacer sus procesos, estancándose y paralizando todos los procesos. Si tienes un controlador de Co2 podrás contrastar y saber si en ciertas zonas se acumulan burbujas o si se reparte bien el gas por toda la estancia.

Con los medidores de Ph y de Ec estaremos seguros de que le proporcionamos a nuestras plantas un agua idónea para que sea absorbida por sus raíces. Con los medidores de Ph sabremos si el agua tiene la acidez correcta en la fase del cultivo que estemos, para que sea capaz de absorber los máximos nutrientes disponibles en el suelo que le hacen falta. En crecimiento por ejemplo que necesita grandes dosis de Nitrógeno deberá estar bajo, al 5,5Ph, para que consiga absorber el máximo de éste mineral. En floración que tiene que absorber más Fósforo y Potasio deberemos subirlo al 6,5 o 6,8Ph, donde absorberá al máximo esos minerales. Haciendo esto sabemos que si tiene carencias es porque le falta nutriente, no porque no lo ha podido absorber por un mal Ph.

Con la Ec pasa lo mismo, si le damos un agua con alto nivel de Ec las raíces no serán capaces de absorberla, causando bloqueos por acumulación de sales en la tierra. La Ec es la cantidad de abonos y sales que hay en el agua disueltos, y digamos que las raíces son un filtro que permite o no la entrada de agua a la planta. Si el agua está demasiado cargada de fertilizantes, no será capaces de absorberlos todos y se irán quedando en la tierra. Si se nos acumula demasiado mineral, seguramente fastidiemos las raíces y esa planta ya no nos de muy buena cosecha si no se acaba muriendo. Se puede arreglar con un lavado de raíces, pero es mejor prevenir que curar.

Con los líquidos calibradores podremos calibrar nuestros medidores para que siempre estén a punto y nos den las mediciones correctas, ya que si obtenemos lecturas erróneas de nada nos sirve estar encima de las plantas. Encontrarás sobres de un solo uso, y tendrás botes más grandes para que te salga más económico que comprar los sobres sueltos.

Busques lo que busques como instrumento de medida lo encontrarás en nuestro catálogo de productos al mejor precio del mercado, con amplias descripciones y vídeos explicativos donde te enseñamos a usar tus aparatos y a calibrarlos. Así sabrás para que sirve cada aparato antes de comprarlo, y sepas usarlo una vez lo tengas en casa.