>> Riego>>Tratamiento de agua

Tratamiento de agua

Tratamiento de agua

Filtros de ósmosis y filtros de carbón para agua de riego para que le des a tus plantas agua de la mejor calidad. Ellas te lo recompensarán comiéndose bien los abonos que les aportes y dándote mejores producciones. Un agua de calidad hará que mejores mucho la cosecha, pero para poner un filtro de ósmosis hace falta presión en la instalación de agua de sobre 2-3kg. Si no te llega la presión puedes usar otro tipo de filtro como los filtros de carbón. Sea el que sea tendremos un filtro adaptado a tus necesidades, para que cultives donde cultives le des el agua que se merecen tus plantas.

Las raíces de nuestras plantas se dedican a absorber agua y nutrientes para nuestras plantas, pero si el agua contiene muchas sales la planta es incapaz de absorber bien el agua. Digamos que las raíces tienen unos filtros que si el agua viene con muchas sales no es capaz de atravesarla, así que cuantos más minerales contenga el agua más trabajo le costará a nuestras raíces absorberla. Al usar abonos le añadimos más sales que las que lleva el agua, subiendo mucho la electro-conductividad, que es la concentración de sales que tiene el agua.

Con los Filtros de Ósmosis tendremos una electro-conductividad prácticamente 0.0, con lo que todos los minerales que podamos usar hasta llegar a los límites de Ec los podemos usar de abonos y nuestra planta los absorberá fácilmente. En cultivos de hidroponia es esencial usar un filtro de ósmosis, al igual que en lana de roca y coco. Si cultivamos en tierra será mucho más difícil que se nos cargue de sales el sustrato y notaremos un cambio increíble en nuestras plantas, sobretodo en los cultivos de temporada de exterior.

Tienes Filtros de Ósmosis de varios modelos y tamaños para adaptarse a tus necesidades, desde los más pequeños de 150L/Día para regar tu pequeño jardín, a los más grandes como el GrowMax 3000 de 3000L/día para los que necesitan cantidades grandes de agua cada día, como en el cultivo en lana de roca de grandes dimensiones.
Los Filtros de Carbón también son una buena opción si no podemos usar un filtro de ósmosis, ya que no bajan mucho la electro-conductividad pero eliminan del agua muchísimos restos de sedimentos y elementos disueltos en el agua como jabones y pesticidas. Al quitarle tantos componentes que solo molestan en las raíces de las plantas, te darán una mejor producción que dándole un agua de mala calidad. 

Los Filtros de Carbón son ideales en cultivos donde el agua no tiene mucha presión, ya que podremos conseguir agua de calidad aunque no podamos colocar un filtro de ósmosis. El más pequeño es capaz de darnos 240l/h, ideal para tu cultivo de interior en armario o tu cultivo en balcón de autoflorecientes. Los más grandes son capaces de darnos hasta 2000l/h, ideales para colocar directamente la manguera o cultivos de grandes dimensiones que se irriguen directamente de agua corriente.

Dale un agua de calidad a tus plantas y verás la diferencia, ya que notarás como se desarrolla saludable de principio a fin, alimentándose bien sin sufrir carencias, y tendrán un sabor y potencia como nunca, sin hablar de la producción.